lo que debes saber sobre edulcorantes

Son sustancias que se utilizan para endulzar alimentos y bebidas, los sustitutos de azúcar o edulcorantes son una alternativa para proporcionar el sabor dulce característico del azúcar, sin ser azúcar.
Por ejemplo cada sobrecito de edulcorante puede contener de 0-4 kcal y endulzar igual que 2 cucharaditas de azúcar (32 kcal).

El azúcar nos gusta tanto por su sabor dulce. Esta molécula se une a los receptores gustativos de la lengua que envían la señal al cerebro del sabor dulce (sentido del gusto) y se activa el sistema de recompensa (sensación de placer). Un alto porcentaje de los productos procesados contienen azúcar añadida porque mejora el sabor y provoca que se consuman en mayor cantidad.

La evidencia científica relaciona directamente el consumo excesivo de azúcar con: Diabetes, Obesidad, Enfermedades Cardiovasculares, Hígado graso, Alzheimer y afecciones negativas a la salud en general. Por ello, la OMS recomienda reducir la ingesta de azúcar a menos del 5% de las calorías totales diarias. Considerando que un adulto promedio consume 2,000 kcal, el 5% son 100 calorías que equivalen a 25 gramos de azúcar.
Una lata de refresco (355ml) contiene 37 gramos de azúcar. El azúcar de caña, blanca o morena es un carbohidrato llamado sacarosa, compuesto por 50% fructosa y 50% glucosa.

En los 90s surgieron en el mercado los productos light o bajos en calorías y se propagó el uso de edulcorantes. Existe una amplia oferta de alternativas y la mejor herramienta es saber leer las etiquetas.

Los expertos respaldan el uso de edulcorantes para combatir el sobrepeso, la obesidad y la diabetes, no por que su consumo per se ayude, sino porque hay una reducción calórica, reemplazar el azúcar por edulcorantes en la dieta disminuye la ingesta calórica total que a final de cuentas es lo que promueve la perdida de peso.

Por su contenido calórico se clasifican en calóricos y no calóricos, las sustancias que proporcionan energía además de la sacarosa (azúcar) que se emplean para endulzar son: glucosa, fructosa, dextrosa, galactosa, maltosa, lactosa, melaza, miel, piloncillo, jarabe de arce, jarabe de maíz de alta fructosa, entre otros. 
Los edulcorantes no calóricos no afectan los niveles de glucosa en la sangre, por lo cual son una buena alternativa para las personas con diabetes, además se consideran no cariogénicos.

Clasificación por origen: 1. Edulcorantes artificiales 2. Edulcorantes de origen natural no nutritivos y 3. Polioles.

Numerosos estudios confirman que los edulcorantes son seguros, se encuentran regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos, FDA como aditivos alimentarios y pasan por procesos rigurosos para demostrar que son seguros para el consumo humano antes de su comercialización.
La FDA ha establecido una ingesta diaria admisible (IDA) para cada edulcorante artificial, que es la cantidad máxima que puede consumir una persona diariamente durante toda su vida, sin afectar su salud.
No porque esta cantidad, que es bastante elevada, sea probada como segura significa que la podemos consumir, la moderación siempre es clave para una alimentación sana.

     1. Edulcorantes de alta intensidad aprobados por la FDA, de origen artificial:

  • Sacarina, ejemplo de marca comercial: Sweet’N Low, poder dulzor respecto al azúcar: 200-700x, IDA 5mg/kg de peso = 45 sobrecitos.
  • Aspartame, marca comercial: Equal, dulzor: 200x, IDA 50mg/kg de peso = 75 sobrecitos.
  • Aceculfame K, marca: Sweet One, dulzor: 200x, IDA 15mg/kg de peso = 23 sobrecitos.
  • Sucralosa, marca: Splenda, dulzor: 600x, IDA 5mg/kg de peso = 23 sobrecitos.
  • Neotame, marca: Newtame, dulzor: 7,000- 13,000x, IDA .23mg/kg de peso = 23 sobrecitos.
  • Advantame, (el más reciente) dulzor: 2,000x, IDA 32.8mg/kg de peso.

    Una alternativa a los edulcorantes artificiales son los 2. Edulcorantes de origen natural a base de plantas o frutas:
  • Stevia, una planta originaria de Sudamérica. Glucósidos de steviol: dulzura relativa al azúcar es de 200-400x. IDA 4 mg/kg de peso corporal, 9 sobrecitos.
  • Fruto de monje, extracto de la fruta luo han guo: poder dulzor 100-250x.

Por último, tenemos al grupo 3. de los Polioles o alcoholes del azúcar. A diferencia de los edulcorantes antes mencionados que se utilizan en muy pequeñas cantidades, estos se utilizan en proporción similar por taza (volumen) que el azúcar.

  • Los polioles: sorbitol, xilitol, maltitol, manitol, eritritol, lactitol, son bajos en calorías, la mayoría de los polioles poseen menor contenido calórico (entre 0,2 y 2,6 kcal/g) que el azúcar (4 kcal/g). Tienen un poder edulcorante o dulzor menor respecto al azúcar y son de bajo índice glucémico.
    Se utilizan para endulzar caramelos y chicles sin azúcar.
    En exceso, por su poder osmótico (atraen agua) y que son fermentables por bacterias del colon, pueden tener efecto laxante y provocar distensión abdominal.

Aunque estos edulcorantes se consideran seguros, algunas personas pueden ser sensibles o presentar reacciones adversas como a cualquier sustancia. Los grupos sensibles deben limitar su consumo como: niños, mujeres lactantes, mujeres embarazadas (especialmente la sacarina), personas propensas a dolores de cabeza, migrañas, convulsiones o quienes padecen fenilcetonuria (evitar aspartamo).

FACTS

  • La información reciente nos dice que no elevan la glucosa y tampoco modifican los niveles de insulina en la sangre, por lo que son buena opción para personas con diabetes, prediabetes y resistencia a la insulina.
  • Los edulcorantes no causan cáncer, de acuerdo al Instituto Nacional del Cáncer y otras agencias de salud; no existe evidencia científica de que los edulcorantes artificiales aprobados causen cáncer o daño a la salud en dosis habituales.
  • Algunos edulcorante contribuyen a mejorar la salud bucal, porque a diferencia del azúcar que interactúa con los microorganismos bucales y forma ácidos, los cuales dañan el esmalte de los dientes ocasionando caries. Los edulcorantes como los polioles no tienen ese efecto, por lo tanto son no cariogénicos.
  • En exceso pueden afectar la microbiota intestinal.
  • Algunas de estas sustancias dejan un sabor amargo o metálico.
  • Pueden promover el consumo de alimentos dulces al habituarnos al sabor.
  • Son una buena opción para disminuir calorías si buscas perder peso. Subir de peso ocurre por un exceso de calorías en la dieta, reemplazar el azúcar por edulcorantes puede ayudar a reducir esta ingesta calórica. Existen estudios que indican un efecto indirecto relacionado con la obesidad, no por sí mismos sino porque en lugar de consumir 1 litro de refresco (420 kcal), optar por el refresco sin azúcar evita estas calorías. Pero los edulcorantes por sí mismos NO tienen efecto para perder peso y siempre lo ideal es tomar agua natural.


Como consejo no los necesitamos, lo óptimo es desacostumbrarnos al sabor dulce contínuo y llevar una dieta balanceada, acorde a tu estilo de vida.  


A veces las desiciones más importantes para la salud se hacen en el supermercado, te invito a leer las etiquetas para ser un consumidor inteligente, pues muchos productos se venden como opciones saludables cuando realmente no lo son.

Por ejemplo, la Revista del Consumidor Noviembre 2019, publico un estudio de la PROFECO (laboratorio Nacional de protección al consumidor) en donde se analizaron 31 productos de venta comercial de edulcorantes de mesa, específicamente los que contienen ESTEVIA. (anexo la liga)
https://issuu.com/profeco/docs/revista_del_consumidor_noviembre_20_78e7e72f07c02b/24 


Algunos de estos productos tienen una cantidad mínima de Stevia en comparación al contenido de sacarosa o glucosa, y aportan grandes cantidades de azúcares totales. El hecho de que aparezca el nombre Stevia de forma llamativa y color verde en el empaque, no significa que es lo único que contienen.      

Debido a las características de los productos que existen en el mercado es muy importante leer las etiquetas, pues dan información sobre el contenido nutrimental e ingredientes que nos pueden ayudar a tomar una mejor decisión. 

Isabel Murra
Nutrióloga Clínica y Deportiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *