Cuida tu Salud cardiovascular

Con el fin de concientizar sobre estas enfermedades y promover medidas preventivas para reducir su impacto en la sociedad, la OMS y la Federación Mundial del Corazón establecieron el 29 de Septiembre como el Día Mundial del Corazón desde el año 2000.

Las enfermedades cardiovasculares son un problema de salud global en aumento, de acuerdo a la OMS son la mayor causa de defunciones en el mundo. 

Los Hábitos saludables que puedes implementar para mejorar tu corazón son:

  • Hacer ejercicio, tanto aeróbico como anaeróbico (cardio y fuerza).
  • No fumar.
  • Llevar una alimentación saludable.
  • Consumir diariamente frutas y verduras.
  • Evitar grasa saturada, grasa trans y colesterol.
  • Limitar el consumo de sodio (sal)
  • Dormir bien
  • Manejar el estrés


El estrés crónico pone tu salud en riesgo. El estado cardiovascular, la elasticidad de las arterias, el pulso cardiaco, la presión sanguínea dependen de procesos fisiológicos.


En una situación de estrés, el organismo tiene una serie de reacciones que activan el sistema nervioso provocando la liberación de hormonas. Ante agresiones físicas como psíquicas se estimula el hipotálamo que induce la liberación de cortisol (conocida como la hormona del estrés) y de catecolaminas como la adrenalina; el cuerpo se encuentra en estado de alerta, incrementan los niveles de glucosa en la sangre, aumenta la frecuencia cardiaca, la presión arterial se eleva, hay alteración en la respuesta del sistema inmunitario, entre otros efectos.Si los procesos estresantes emocionales se alargan durante semanas, hay una predisposición en la cual el sistema nervioso se encuentra muy activado, que puede ocasionar elevación de pulsaciones, arritmias, vasoconstricción y mayor probabilidad de que exista un trombo que pueda generar infarto.

Es importante aprender a gestionar nuestras emociones, utilizando cualquier tipo de herramienta que ayude a relajarnos como: técnicas de respiración, meditación, terapia, relajación física y relajación mental. También salir a caminar, escuchar música o platicar con amigos, cualquier cosa que favorezca la disminución de los efectos fisiológicos del estrés, para no alterar la salud cardiovascular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *