Verdades sobre el yogurt griego

En los últimos años incluir el yogurt sobre todo el griego, ha sido una tendencia en las dietas balanceadas.
Existen numerosas variedades de yogurt en el mercado, el procedimiento de fabricación y sus ingredientes como el tipo de leche utilizada, determinan su contenido de nutrientes.

El yogurt es un derivado de la leche que resulta del proceso de fermentación láctica, se lleva a cabo con microorganismos específicos como: lactobacilus burgaricus y streptococcus thermophilus.
Por lo cual, es fuente de probióticos que fortalecen nuestra microbiota intestinal.
Su consumo tiene un efecto benéfico para la salud digestiva.

¿Cuáles son las características que ponen al yogur griego por encima del regular?
Contiene mayor cantidad proteica, debido a que en su proceso de elaboración se elimina el suero (filtran el líquido que queda después de que la leche cuaja), lo que da como resultado un yogurt de una consistencia más espesa, con menos azúcar y sodio, por esto lo ubicamos entre los alimentos altos en proteína.
La lactosa es el carbohidrato o “azúcar” presente en la leche (un disacárido formado de glucosa + galactosa), el yogurt a diferencia de la leche contiene una pequeña cantidad de lactosa. Esto hace que los yogures sean mucho mejor tolerados que la leche por las personas intolerantes a la lactosa.

Un beneficio de que sea alto en proteína es que otorga mayor saciedad, es decir que ayuda a controlar el apetito.

¿Los yogures griegos son ricos en proteína?
No todos, en teoría deberían contener el doble o hasta el triple de proteína que un yogurt regular, pero como sabemos no existen regularizaciones claras en varios países incluyendo el nuestro, cada marca es distinta y no todas cumplen esta regla.
Existen productos que se venden como yogurt griego cuando en realidad son un simple yogur natural, al cual le agregan espesantes como harina de maíz, jarabe de maíz de alta fructosa, saborizantes, etc. para darle la misma textura y cremosidad.

¿Cómo puedo elegir la mejor opción?

Leyendo las etiquetas y revisando los ingredientes. No debe contener azúcar añadido, busca: azúcares, almíbares, jugo de caña, miel, agave, maltodextrina y palabras que terminen en “osa” como fructosa.

Te recomiendo que el producto que compres sea yogurt griego de sabor natural, pues contiene menos azúcar. Puedes utilizar el yogur griego como ingrediente para hacer postres, salsas y aderezos. Por ejemplo una salsa de yogur con cilantro, queda súper bien en las ensaladas.

Te comparto las siguientes marcas que recomiendo a mis pacientes por su contenido nutricional, para que elijas el que más te guste.

Los sabores varían bastante en acidez y dulzor, así como el rango de precios.
Por ejemplo de la marca Yoplait el SKYR tiene un costo de $66.00 pesos en Superama por 750gr.
100 gr de producto aporta 60 calorías de las cuales 10 gr son proteína, aporta 0 gr de grasa, 5 gr de carbohidratos, menos de 1% de lactosa y no contiene azúcar añadida. Lo que lo hace una excelente opción de yogur griego saludable.

Isabel Murra
Nutrióloga Clínica y Deportiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *